Plan de Contingencia Maternidad

En el contexto de la pandemia por COVID-19 a nivel nacional y mundial, hemos elaborado un Plan de Contingencia para resguardar la salud y seguridad de nuestras pacientes y sus recién nacidos, y así evitar posibles contagios.

Controles prenatales

Para disminuir el riesgo de contagio de coronavirus, se han optimizado el número de controles prenatales, privilegiando la comunicación remota con el médico tratante entre los controles presenciales, por ejemplo, mediante correo electrónico.

El Centro Integral de la Mujer (CIM) de Clínica Ciudad del Mar

  •       Ha reducido el número de consultas por día, evitando así, aglomeraciones en la sala de espera. Se han establecido consultas médicas cada 30 minutos para favorecer el distanciamiento social.
  •       Se realiza una categorización (Triage) de las pacientes antes del acceso, de manera que solo ingresen personas sin síntomas respiratorios.
  •       Las pacientes deben venir sin acompañantes, con el fin de reducir las posibilidades de contagio, a excepción de aquellas que por condición clínica requieran estar acompañadas. 

Embarazadas con COVID-19 positivo

En el caso de las embarazadas que tengan COVID-19 positivo, el control obstétrico será mucho más riguroso. Se tomarán todas las precauciones y medidas preventivas que disminuyan el riesgo de contagio a otras pacientes y al personal de salud, verificando además mediante una ecografía obstétrica u otros exámenes de sangre que el feto esté en buenas condiciones. 

Si la mamá se ha recuperado de coronavirus antes del trabajo de parto, el manejo será similar al de una mujer que no ha tenido la enfermedad. 

Si la mamá está con COVID-19 positivo al momento de parto, la vía de parto dependerá de las indicaciones habituales, no habiendo una contraindicación para un parto normal. Tampoco hay dificultades para la indicación de anestesia epidural o raquídea. No obstante, evitaremos los riesgos de contagio del personal de salud, mediante la utilización de todos los elementos de protección personal necesarios e indicados en los protocolos.

Con el fin de proteger al recién nacido, el apego madre-hijo quedará suspendido, sin embargo éste puede ser realizado por acompañante sano (padre o tutor), el cual debe cumplir las medidas de uso elementos de protección personal (EPP): delantal desechable, guantes desechables, mascarilla quirúrgica y antiparras/escudo facial.

Para facilitar el acceso a la Clínica, tanto las fechas de las monitorizaciones como el día y hora de su hospitalización deben ser programadas y coordinadas con su matrona tratante.

En respeto de la segmentación de flujos de pacientes establecida por la Clínica, la entrada de las pacientes confirmadas como COVID positivo será por el acceso de la Urgencia Respiratoria.

Las visitas a pacientes con sintomatología respiratoria, con sospecha o confirmación COVID-19 tienen restricción absoluta, por lo que se sugiere utilizar comunicación virtual.

 

Embarazadas COVID-19 negativo

Es importante que las embarazadas presenten el resultado de COVID-19 antes de su hospitalización. 

Ingreso para el parto

Las mujeres en trabajo de parto o con cesárea programada, deben ingresar por la entrada principal de la Clínica, ubicada en 13 Norte 635, y realizar su ingreso en el área de Admisión, previa coordinación con su matrona tratante. Esta entrada se encuentra separada del ingreso y la sala de espera de la Urgencia para pacientes con síntomas respiratorios, con la finalidad de evitar cualquier tipo de contagio.

Debido a la pandemia, se permite sólo un acompañante durante el parto, siendo la pareja o persona designada por parte de la paciente, luego de lo cual deberá retirarse de la Clínica hasta el momento de alta de la paciente.

Parto

Si el embarazo se desarrolla de manera normal y llega a término, podrán contar con la presencia de su médico tratante en el parto, salvo que éste se encuentre en cuarentena. De ser así, se asignará a otro profesional. En este caso, el parto será atendido por un equipo de especialistas de nuestro staff destinados exclusivamente para este propósito.

Post parto

Debido a la contingencia, se ha definido como protocolo el alojamiento conjunto, que consiste en la ubicación del recién nacido y la madre en la misma habitación, inmediatamente después de salir de la sala de parto. Esto fomenta el apego desde el nacimiento, favorece un proceso de lactancia más temprana y es una medida que disminuye los riesgos de contagio.

La unidad de Maternidad y Neonatología tienen restricción total de visitas, en pos de la protección y seguridad de nuestros pacientes y recién nacidos, por lo que se sugiere utilizar comunicación virtual.

Sabemos que la maternidad es una etapa única en la vida de cada mamá, por lo que  recomendamos mantener el contacto con la familia y compartir este momento tan especial con ayuda de la tecnología, utilizando el teléfono, videollamadas, Whatsapp y redes sociales.