Niños: vigilancia permanente

Niños en verano

La única forma de evitar que un niño pequeño sufra un accidente grave es la vigilancia permanente, una tarea que pudiera parecer casi imposible, si sumamos todas las actividades a las que debemos dedicarnos durante el día, sin embargo, sigue siendo la mejor fórmula para protegerlos.

 Llega el verano, el descanso, los viajes en familia y también las enfermedades de los niños y los accidentes que pudieron evitarse.

Si pudiéramos darle una estacionalidad a los tipos de afecciones que aquejan a los niños durante el año, diríamos que en la época de calor hay un aumento de las enfermedades digestivas, es decir, de diarreas por alimentos mal conservados; de accidentes por inmersión en las piscinas; y de traumatismos por accidentes en automóviles porque la gente viaja con mayor frecuencia que en otras épocas del año.

Si enfocáramos nuestra atención como padres en estos tres puntos, previniendo, por ejemplo, con el lavado de manos frecuente de nuestros hijos; con la supervisión permanente de un adulto si están cerca de una piscina; o con el uso correcto de las sillas de traslado mientras viajamos en el auto, disminuiríamos la tasa de accidentabilidad enormemente. Sin embargo, pese a todos los recaudos que podamos tomar, con los niños lo inesperado puede ocurrir en cualquier momento y en formas inimaginables.

Los padres saben lo dura que puede llegar a ser la tarea de cuidar a uno o más niños simultáneamente, por ello también es importante saber cómo actuar frente a un accidente y qué medidas tomar, para evitar perder minutos que a veces pueden ser vitales.

En la Región de Valparaíso, nuestra clínica cuenta con una completa Unidad de Paciente Crítico Infantil, provista con equipos última generación para casos de alta complejidad y con pediatras intensivistas residentes las 24 horas del día, lo que otorga una mejor capacidad de reacción ante la llegada de un paciente con riesgo vital.

Es muy importante la prevención de los accidentes o la consulta temprana ante sospechas de una enfermedad que escape a nuestro manejo en casa, pero igualmente importante es saber dónde acudir, en caso requerir de la asistencia especializada de un médico.

En este sentido, es recomendable, si estamos de vacaciones en una ciudad que no conocemos, tener a mano el número de teléfono de algún centro asistencial o el teléfono de urgencia, que nos brinde apoyo mientras resolvemos donde trasladar a nuestro hijo ante una emergencia.

En Clínica Ciudad del Mar nuestro equipo humano y técnico está a disposición de usted y su familia, para ofrecer la mejor atención de salud conservando los más altos estándares de calidad y excelencia. Es por ello, que la Superintendencia de Salud el año 2014 nos ha distinguido con la acreditación por segundo periodo consecutivo, convirtiéndose Clínica Ciudad del Mar, en la primera clínica de regiones en el país que obtiene este reconocimiento dos veces seguidas.